Entradas

Todos Unidos...

Y llegó nomás. Pese a que aún restan 24 días para el (descartable) duelo entre Rusia y Arabia Saudita, hoy comienza el Mundial para los argentinos. Hoy tenemos a los 23 tipos que nos van a hacer emocionar y sufrir. A partir de este lunes, nuestra vida va a pasar por la de cada uno de ellos, nos vamos a despertar pensando en ellos, estaremos sin reacción en algunos momentos del día imaginando quién debe ser el lateral izquierdo para enfrentar a la simpática Islandia, e incluso fabricaremos jugadas en nuestra mente que nos harán ilusionar con quedarnos con un Mundial que no parece estar hecho para nosotros.
Hoy el entrenador, cerca de cumplir un año al mando del seleccionado, dio la nómina de futbolistas que irán a Rusia a representar a nuestro país. Con algunas sorpresas, tanto en presencias como en ausencias, el plantel está confirmado y eso, salvo lesión (mientras toco madera), no tiene vuelta atrás.
Particularmente hay 3 o 4 nombres que no me convencen, o que poniéndome en modo DT, r…

Hay que hacerse valer

Están por todos lados. En las principales ligas, en los mejores clubes. Desde que el mercado sudamericano-europeo se hizo moneda corriente, los futbolistas argentinos han formado parte de los equipos más destacados del viejo continente, y son protagonistas de las competiciones más prestigiosas. Todo equipo campeón suele tener un argentino en su plantel, y generalmente con un rol importante dentro de la cancha. Competitivos como pocos, poseedores de una gran técnica, y nacen con una pelota bajo sus pies. Probablemente esta última cuestión explique las dos anteriores y muchas más. Sin embargo existen clubes más reacios a los jugadores argentos, basta con ver su historia, reciente o no tanto, para darse cuenta que no es tan habitual verlos en sus planteles, y esto obviamente no es obra de alguna casualidad. En esta lista se pueden destacar a equipos poderosos de Inglaterra como el Arsenal, Chelsea, Liverpool, o incluso el Manchester United, pese a que en algunas épocas esto parece revertir…

Respeten la historia

Pasarán los años, también hijos y nietos. Pasarán jugadores, partidos y torneos. Nunca veré nada igual. El 5 de junio de 2008, y tras una exitosa temporada en el Barcelona B –ascendió de Tercera a Segunda División-, fue presentado Josep Guardiola como entrenador del primer equipo. El futuro del club blaugrana cambiaría radicalmente a partir de ese día. Con decisiones arriesgadas como las salidas de Ronaldinho y Deco, máximas figuras, para que Lionel Messi se transformara en la estrella que finalmente fue, comenzó un ciclo que al cabo de la primera temporada, coronó con el primer triplete (Liga, Copa y Champions) de la historia del club, a lo que le sumó Mundial de Clubes, y las Supercopas de España y Europa. La historia siguió con diferentes protagonistas, primero con el recordado ‘Tito’ Vilanova, luego -de urgencia- Gerardo ‘Tata’ Martino, y finalmente con Luis Enrique. Si bien desde la salida de Pep, los altibajos han sido frecuentes, en la temporada 2014-15, la primera del actual entr…

Periodistas atrapados en las redes

Imagen
El periodismo deportivo tiene tantos años como el deporte mismo tanto en nuestro país como en gran parte del mundo. El interés público que tuvo el deporte desde sus comienzos en la sociedad Argentina del siglo XIX, llevó a los principales medios de aquel entonces a informar sobre los acontecimientos más relevantes. El 20 de junio de 1867 se disputó el primer partido de fútbol en Argentina del que se tienen registros, en una zona cercana a donde actualmente se ubica el Planetario, en el barrio porteño de Palermo. En él se enfrentaron el equipo blanco y el colorado, bajo la organización del Buenos Aires Football Club, fundado días atrás por los hermanos Thomas y James Hogg que ese día salieron victoriosos con el equipo blanco por un contundente 4 a 0. En la crónica publicada por el periódico The Standard, escrito por y para la comunidad inglesa que habitaba nuestro país por ese entonces se pueden leer detalles del encuentro como las formaciones de ambos equipos con sólo ocho jugadores por…

#NoTeVayasLio

Imagen
Estoy cansado, harto de hablar siempre de una derrota. Hace ya dos años y tres finales que escribo con un dolor en el pecho tan espantoso que no se compara con ningún otro. Pensaba que lo ocurrido en julio de 2014 en Brasil era suficiente. Un año después creí que la final con Chile era lo máximo que podría soportar. Pero me equivoqué. Como siempre, las ganas de expresarme llegan más tarde, al igual que mi posibilidad de describir lo que siento. Desde el final del partido y por muchas horas es como si el dolor borrara todas las palabras de mi mente excepto dos: ¿Por qué? Y es el tiempo el que me da las herramientas para desahogarme, son las horas las que me devuelven la capacidad de analizar y expresar lo que realmente siento. El dolor por otra final perdida es enorme, posiblemente mayor a lo que sentí tras las otras dos, o incluso peor por la acumulación de frustraciones que, a mi entender, no tiene explicación alguna. Pero ya más calmo, y con todo el vocabulario a mi disposición, es…

Kranevitter, Correa y Danilo, por la historia

Imagen
Sólo ocho futbolistas pudieron ser campeones de la Copa Libertadores y la Champions League. Luego del sábado, esta lista se ampliará pase lo que pase, aunque en caso de que el Atlético de Madrid levante la 'Orejona', Kranevitter se convertirá el primer jugador en hacerlo en años consecutivos.

Muchos están pendientes, y otros prefieren dejarla de lado, lo cierto es que la historia está ahí, al alcance de todos y es real, parte del pasado pero real al fin. Justamente la historia es la que marca que sólo ocho futbolistas lograron ser campeones de la Copa Libertadores y la Champions League en su carrera. Pocos si se tiene en cuenta la relevancia que han tomado los jugadores latinoamericanos en el fútbol europeo. El caso más reciente es el de Neymar, que fue campeón y figura con Santos de la Libertadores 2011, y se consagró con el Barcelona de la última Champions. Situación similar vivió su compatriota Roque Junior, que también debió esperar cuatro años tras consagrarse en América …

Así somos

Imagen
Apenas River se consagró campeón de la Copa Libertadores, los medios comenzaron a palpitar, seis meses antes, un duelo contra el Barcelona que todavía no era seguro, ambos debían disputar un partido previo para finalmente llegar a la final del Mundial de Clubes. Cuando algún precavido advertía sobre el duelo de semifinales que River debía superar, enseguida surgían los ‘expertos’ menospreciando aquel encuentro, hasta que finalmente el tiempo dio su veredicto. Por mal rendimiento del equipo argentino, o por un gran trabajo del conjunto oriental, River debió sufrir demasiado para meterse en la final del torneo. El pasado jueves, con los dos ya clasificados a la final, comenzó a analizarse con más sentido el duelo entre el campeón de Europa y el de América. Alineaciones, planteos, tácticas y hasta -increíblemente- debilidades del Barcelona fueron foco de debate en diarios, radio, televisión, y obviamente cualquier charla futbolera de nuestro país. El día llegó, River salió a la cancha con u…